SALIDA DE PRESIÓN BANDA CERCANA CON PORTERO.

Todos hemos visto o hecho alguna vez una salida de presión en banda cercana abriendo al portero a la banda contraria, mandando a los dos restantes jugadores al campo ofensivo. Sin embargo, ¿sabemos realmente lo que hay que hacer a nivel defensivo en esas situaciones? ¿Sabemos cómo actuar en función de lo que haga la defensa? Aquí os dejo mi visión sobre ello.

Hay multitud de salidas de presión con portero, multitud de variantes, movimientos e ideas. Creo que la base del crecimiento de cualquier deporte es que los entrenadores ‘’inventemos’’ cosas nuevas y tengamos la valentía de ponerlas en práctica por muy imposibles que parezcan. No obstante, hablaremos de la salida de presión con el dibujo 3-2 con el portero abierto en el ala contraria.

Está claro que a nivel defensivo estamos en inferioridad 3v2 y tenemos que defender como cualquier inferioridad en cualquier zona del campo. Por lo tanto, deberemos ‘’eliminar o dividir’’ un pase, para generar un 2v2 y partir de ahí aumentar la presión a balón. Además, nuestra segunda línea no deberá hundirse a pesar de la altura a la que se encuentren los dos restantes jugadores ofensivos. A partir de ahí, simplemente habrá que elegir quien divide el pase, en función de si nos interesa que reciba el portero para apretarle a él o no.

A nivel ofensivo, primero trataremos de hundir nuestros dos jugadores restantes lo máximo posible para que arrastren a los defensores y generar un espacio central donde recibir tras salir de la presión y generar otro 3v2 en campo contrario. Tras ello, habrá que actuar en función de la respuesta defensiva a nuestro dibujo. En el vídeo que aparece a continuación están expuestas 3 situaciones ofensivas diferentes que nos podrían valer en función de qué defensor intenta igualar la superioridad.

Por último quería añadir un comentario sobre este tipo de situaciones. Primero hay que saber si tienes los jugadores indicados para ello (tanto portero con buen juego de pies, como jugadores que se atrevan a estar en esa situación). Y, si los tienes, hay que darles la confianza necesaria a pesar de que al principio fallen mil veces.

También tienes que saber por qué provocas esas situaciones de salida de presión. Yo nunca las había realizado con ningún equipo, y este año tuve la suerte de entrenar a un portero que estaba acostumbrado a ese tipo de jugadas y que generaba muchísimo en los 3v2 en campo contrario. Sabía que tenía que hacerle recibir en situaciones donde pudiera decidir y acabar generando ocasiones de una salida de presión.

Sin embargo, la mayoría de equipos bajaban la altura defensiva al ver la salida de nuestro portero y, en el fondo, esa era mi intención. Confiaba mucho en el ataque posicional de mi equipo, y poder empezar ya a jugar a 15 metros de nuestra portería me daba tranquilidad. Teníamos pautado qué hacer en ambas situaciones (si rival seguía alto o no) pero confiaba más en el ataque posicional, al fin y al cabo el objetivo de una salida de presión es, como su propio nombre dice, liberarte de presión defensiva para empezar a jugar. Cada equipo es diferente, así como cada momento de partido y hay que adaptarse y aprender de ello.

© 2019 Jorge Palos. Creado con Wix.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now