Fundamentos defensivos individuales. Orientación tapando pierna de balón y lateralidad.

Aquí subimos un ejemplo de fundamentos defensivos individuales a los que se les da poca importancia pero que son la clave de cualquier modelo defensivo colectivo: La orientación defensiva dominando una zona de la pista u otra y la lateralidad defensiva. Ambos son fundamentos defensivos directos, ya que en ambos es el defensor del jugador con balón el que los ejecuta.

 

En cuanto al primer concepto, siempre hablamos de la posibilidad de orientarnos defendiendo banda, centro, pierna dominante... Aquí os dejamos una pauta que nosotros utilizamos mucho, que es defender orientándonos cerrando la pierna de conducción o de balón (que no tiene por qué ser la dominante). Si un jugador diestro nos está amenazando un pase con la pierna izquierda, nuestra orientación defensiva sería la de evitar ese pase, aunque sea con la no dominante (salvo excepciones).

 

En cuanto al 2º concepto, la lateralidad, es clave para conseguir la anterior. Por concepto, no somos capaces de defender bien ambas piernas de balón sin una correcta lateralidad y sin ser capaces de defender tanto con la pierna dominante como con la no dominante. La defensa directa de un jugador con balón nos hará defender su pierna derecha con nuestra pierna izquierda y viceversa.

 

Los cortes presentados a continuación son un ejemplo claro de ambos conceptos y de ser capaces de sacarle el máximo rendimiento a la defensa directa del jugador con balón.

 

Más sobre fundamentos defensivos en el curso de formación ''Entendiendo el fútbol sala: desde la base hacia la élite.'' ¡Ya cerca de los 85 inscritos!