Dibujo 3-1 con 2 o 3 líneas ofensivas. Consecuencias de ambos modelos.​

En la web ya hemos analizado diversas variantes que pueden tener los sistemas o dibujos 3-1 para atacar. Hemos hablado de posición de los pívots, de movimientos para conectar con los pívots, hemos analizado numerosos cortes.. y en este post vamos a hablar de otro detalle para diferenciar un dibujo 3-1 de otro en función de los objetivos que tengamos. Hablamos de las líneas ofensivas que podemos ''generar'' con este dibujo.

 

Aunque a veces se consiguen generar 4 líneas con los 4 jugadores a diferentes alturas, consideramos que lo más habitual es generar 2 o 3 líneas. Vamos a desgranar cada una de ellas.

 

3 LÍNEAS OFENSIVAS

Estas líneas corresponderían a una del cierre, otra de las alas y por último la 3ª generada por el pívot. Este es el modelo típico que se suele dibujar y que se suele ver en todos los libros de fútbol sala. Pero, ¿para qué nos sirve?

 

- Este modelo es más utilizado con pívot móviles o falsos, es decir, que suelen caer a jugar una vez se ha iniciado el juego.

 

- Es más eficaz para tratar de jugar entre líneas por la separación que se produce entre la línea del cierre y la de las alas.

 

- Esto, por tanto, contribuye a que sea un dibujo más útiles contra defensas de cambios o zonales, ya que el espacio entre las líneas se puede aprovechar con mayor eficacia si el corte del jugador ha sido cambiado por la 1ª línea.

 

- Al haber más altura entre alas y cierre, es muy probable que los alas estén más presionados por lo que es habitual ver muchas más fintas o puertas atrás.

 

2 LÍNEAS OFENSIVAS

Cuando hablamos de 2 líneas ofensivas, nos referimos a generar una misma línea entre alas y cierre a la que se sumaría la del pívot. Este es un dibujo cada vez más utilizado en el fútbol sala español pero, ¿a qué se debe?

 

- Prioritariamente a la vuelta de nuevo a jugar con pívots fijos dominantes después de unos años en los que el 4-0 era más utilizado. Al jugar con una sola línea entre alas y cierre permite separar mucho la distancia con el pívot.

 

- En general las alas suelen estar menos presionadas porque, si los defensores son más agresivos, podemos encontrar muchas líneas de pase interiores de conexión con pívot o puertas atrás del ala al contar con más espacio detrás.

 

- Esto es útil contra defensas de cambios muy intensas en las que con 2 jugadores tratan de defender a 3, por lo que mediante esa superioridad podemos generar ventajas y contra defensas individuales que tienen que cuidar mucho la posibilidad de quedarse en línea.

 

Para más información sobre el dibujo 3-1 inscríbete en el curso de formación ''Entendiendo el fútbol sala: desde la base hacia la élite.''  Ya en los 70 inscritos, ¡os esperamos!

 

© 2019 Jorge Palos. Creado con Wix.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now