DEFENSA ZONAL. EN QUÉ SE BASA Y CÓMO ATACARLA.

La defensa zonal es una defensa especial porque, como su propio nombre indica, se basa en defender zonas del campo y no jugadores. Eso quiere decir que el equipo se mantiene en un mismo dibujo, sin importar los movimientos ofensivos del equipo rival, es decir, ante un corte ofensivo, el par defensivo no sigue individual y ‘’busca’’ al siguiente jugador que aparezca en la zona que le toca defender. A continuación hablaremos sobre premisas, ventajas, inconvenientes y maneras de atacar a una defensa zonal.

Premisas de defensa zonal:

  • La zona siempre mantiene un dibujo de rombo a partir del balón, siendo todos los cortes ofensivos recogidos por el cierre y provocando giros defensivos del resto de jugadores para mantener el dibujo.

  • Todos los jugadores tienen la premisa de dominar el medio (colocarse para defender tapando el medio), dejando espacio en la paralela donde aparecerá la cobertura de otro jugador.

Ventajas:

  • Salvo error defensivo, se mantienen siempre las 3 líneas defensivas, lo que ayuda a tener coberturas si se es superado.

  • Buena opción si tienes un equipo físicamente inferior al rival, ya que no suele haber duelos individuales.

  • Es una defensa especial, que requiere atacarla de manera muy diferente a los otros tipos de defensa, por lo que los equipos suelen trabajar de manera distinta para atacarla entre semana y no tener tanta seguridad ya que no es algo que hagan habitualmente.

  • Complicada de superar si el equipo atacante no tiene una gran calidad técnica individual.

Inconvenientes:

  • Defensa muy previsible, lo que hace que el rival sepa lo que vas a hacer y permite prefabricar fácilmente para atacarla.

  • Aunque se tiene la premisa de dominar el medio, si se separan las líneas y consiguen recibir entre las mismas, se generan situaciones de peligro con facilidad.

  • Complicado presionar el balón contra rivales con gran calidad técnica que son capaces de jugar rápido o a un toque.

Cómo atacarla:

  • Todos los cortes son ‘’del cierre’’, por tanto una premisa clara será alejarnos de él, realizando rotaciones cortas, buscando el espacio entre líneas, paralelas cortas, cortinas + pisada…

  • Los cortes podrán ser despacio, para generar dudas al defensor de cuándo cambiar.

  • Si el balón no está apretado, atacar el cambio. Es decir, tras corte de un atacante, si el poseedor del balón no está apretado, el tercer hombre deberá buscar la espalda del defensor que ha cambiado, no volviendo para ‘’ayudar al cambio’’.  Un ejemplo claro serían las diagonales explicadas en el video posterior.

  • Separar sus líneas defensivas. El espacio en una zona está en el medio de ella, por ello los jugadores tienen la norma de dominar el medio y no la banda, donde aparecerá la cobertura del cierre. Por ello, el equipo atacante deberá intentar separar las líneas defensivas, para abrir líneas de pase en el medio para generar superioridades.

Ejemplo práctico:

  • En disposición 3-1 con falso pívot, con cortes de ala y cierre haciendo balancín, búsqueda de diagonales con el ala contraria.

  • En disposición 3-1, con cortes de cierre a la cortina (para evitar presión a balón)  para meter una paralela corta con pisada o diagonal al pívot si el giro defensivo no ha llegado.

A continuación se incluye un vídeo explicativo con varios cortes de defensas zonales y como atacarlas.

© 2019 Jorge Palos. Creado con Wix.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now