Defensa de sobrecargas con pívot en portero jugador. Modelos defensivos.

Hoy subimos los posibles modelos defensivos para defender otro de los sistemas más usados en portero jugador ofensivo, las sobrecargas con pívot dentro. Este sistema ofensivo consiste en disponer a 3 jugadores ofensivos en un mismo eje con uno de ellos en el medio ejerciendo de ''pívot''. Es un dibujo muy utilizado actualmente, en el que uno de los alas empieza a conducir fijando a su defensor mientras uno de los fondos entra al medio y el cierre se acerca para generar la sobrecarga.

 

Para defender las sobrecargas con pívot dentro se suelen ver dos modelos defensivos claros. Cambiar a 2-2 o seguir con el rombo típico o 1-2-1. Vamos con cada uno de ellos:

 

CAMBIO A 2-2

El cambio a 2-2 consiste en tratar de defender esa situación de sobrecarga con 2 jugadores, intentando que el pico defensivo no acuda a defender al cierre cuando éste se acerca al poseedor de la pelota. Esta defensa 2-2 puede ser más o menos proactiva, es decir, con una intención más agresiva o menos. Esta intención la marcará el defensor del ala cuando tiene la pelota y que será el que acuda a defender al cierre cuando el balón le vaya al mismo. La intensidad de ese ''salto'' marcará la intención de la defensa. Si ese salto es más agresivo tienes la posibilidad de llegar a puntear un posible tiro o incluso robar la pelota, sin embargo, liberas mucho más espacio para jugar con el pívot (ya que tienes que ir dividiendo la devolución). En cambio, si es menos agresivo, pierdes iniciativa y puedes permitir un tiro exterior, pero estás mucho más protegido ante un posible pase a pívot. Vamos con pros y contras de defender 2-2.

 

PROS

- Puedes defender a 3 jugadores rivales con 2 en menos espacio

- Igualdad en lado débil de balón (no hay problemas en giros defensivos)

- Puedes ser más agresivo y saltar cuando balón sale fuera

 

CONTRAS

- Liberas pase a pívot fácil.

- Generas inferioridad en lado de balón 3v2

- Posibles dudas en zonas de incertidumbre (si transformar o no a 2-2)

 

MANTENER EL 1-2-1

Si queremos defender este modelo ofensivo manteniendo el dibujo 1-2-1 es tan sencillo como que el pico defensivo acompañe al cierre ofensivo cuando este se acerque a generar la sobrecarga. Al acercarse, generar un 3v3 en la zona de la pelota y, por tanto, un 2v1 en el lado débil que habrá que solucionar realizando rápidamente el giro defensivo cuando el balón cambie de eje. Un ajuste que suelen hacer estos equipos es que el cierre flote mucho al pívot para llegar a defender el lado opuesto. Vamos con pros y contras:

 

PROS

- Evitas conexión con pívot sencilla.

- Igualdad en lado fuerte de balón (3v3).

- Más útil si hay amenaza de pegador o pívot dominante dentro.

- Sin dudas de cambiar de dibujo en zonas de incertidumbre

 

CONTRAS

- Inferioridad en el lado débil de balón

- Problemas si mueven rápido la pelota o saltan.

- Mucho espacio que recorrer y pívot ya en zona de finalización.

 

Aquí este pequeño resumen sobre los pros y contras de cada modelo defensivo de las situaciones de sobrecarga con pívot dentro. En mi opinión, todo modelo es correcto sabiendo que siempre vas a tener que regalar algo porque estás en inferioridad numérica. El uso de una variante u otra irá dirigido a los jugadores que tienes o los que tiene el rival para saber que prefieres dejar al rival, sabiendo siempre cuál es tu punto ''débil'' donde el equipo contrario buscará hacerte daño.

 

Si quieres saber más sobre detalles sobre diferentes sistemas ofensivos de portero jugador y los detalles de cómo defender cada uno de ellos, inscríbete en el curso de formación ''Entendiendo el fútbol sala: desde la base hacia la élite.'' ¡Ya por encima de los 80 inscritos!