Defensa de cortinas. Modelos defensivos. ​

Dedicamos el post de esta semana a la defensa de una dualidad que poco a poco va siendo muy importante en los modelos de ataque posicional de la mayoría de equipos. La cortina, por si no sabéis a que nos referimos es el movimiento sin balón de un jugador para pasar entre su compañero poseedor del balón y su rival. Tiene como función principal la liberación de la presión a balón, aunque también se usa mucho para abrir líneas de pase con pívots, entre otras muchas funciones.

 

Está claro que siempre que hablamos sobre conceptos de defensa posicional influye mucho el modelo que utilice cada equipo pero, dentro del mismo, las dualidades siempre son excepciones. Con esto nos referimos a que el equipo puede defender de manera individual, pero pautar cambiar en cortinas, por ejemplo. En este post vamos a hablar de la defensa de las cortinas desde el punto de vista del jugador al que le hacen la cortina (el defensor del poseedor) y desde el punto de vista del jugador que defiende al jugador que va a realizar la cortina.

 

JUGADOR QUE ''RECIBE'' LA CORTINA

El jugador que defiende la cortina tiene dos maneras de actuar: O pasar la cortina por detrás, o tratar de anticiparse y reducir espacio con su par para que ''no quepa'' la cortina. Vamos a desgranar cada una de ellas:

 

- Pasar la cortina por detrás: Este es un modelo mucho más reactivo, en el que, al ver el jugador llegar a pasar por delante, le dejamos pasar y seguimos defendiendo al jugador con balón.

 

- Pasar la cortina por delante: Esta manera de actuar es mucho más proactiva, ya que el jugador trata de reducir espacios para ser más agresivo y poder seguir presionando la pelota. Hay que tener en cuenta que como intentemos reducir espacios pero no lo hagamos antes de que llegue la cortina, nos podemos quedar enganchados en la misma y que el poseedor de la pelota genere un 2v1 con facilidad.

 

DEFENSOR DE JUGADOR QUE HACE LA CORTINA

La actuación de este jugador tiene mucho que ver el modelo de defensa posicional del equipo, y en este caso las opciones pueden ser:

 

- Seguir de manera individual: Si se sigue de manera individual, el defensor deberá pasar por detrás de su compañero, generando así una 2ª línea defensiva. Esta suele ser una manera más reactiva, sin intención de robar la pelota.

 

- Cambio de marcas sencillo: Si la intención es cambiar, el defensor deberá empezar a seguir el corte y cuando pase por delante de nuestro par, no seguir ese movimiento y esperar a que el poseedor del balón conduzca hacia nosotros.

 

- Realizar un salto: Esta es, posiblemente la intención más proactiva. Saltar no deja de ser un cambio de marcas pero con una intención más agresiva para tratar de robar la pelota. En función de la actuación de nuestro compañero, se generará un 2v1 contra el poseedor de la pelota o se realizará un cambio de marcas.

 

- Cambiar el corte y buscar nuevo emparejamiento en el lado débil: Esta manera de actuar corresponde más a defensas de cambios con mucho comportamiento zonal y defensas zonales puras. La actuación del jugador al iniciar el corte de nuestro par será la de buscar a otro jugador en el lado débil, mientras que el corte de la cortina será recogido por el 3er o 4º defensor.

 

Estas son, a grandes rasgos, las maneras de actuar defensivamente ante una situación de cortina. Hay muchos más detalles de la actuación defensiva de cada jugador o de la respuesta ofensiva para atacar esa situación pero eso ya para otro post o en el curso de formación ''Entendiendo el fútbol sala: desde la base hacia la élite.'' Más de 60 inscritos, ¡os esperamos!

 

© 2019 Jorge Palos. Creado con Wix.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now