Conexión con pívot y entrada en trayectoria de pase.

En todo deporte, pero quizás en los de espacio reducido como es el fútbol sala, el dominio de los pequeños detalles es sinónimo de rendimiento. En la web ya hemos tratado maneras diferentes de conectar con pívot, hemos tratado la importancia de las entradas una vez que el pívot recibe e incluso los tipos de entradas. Pero, aún haciendo todo perfecto quizás no conseguimos sacar rendimiento por pequeños detalles. Hoy os incluimos uno de ellos.

 

Salvo excepciones, en cualquier modelo defensivo las entradas sobre el pívot se suelen defender de manera individual. Por tanto, deberemos tratar de ganar a nuestro par para poder dar opción de pase al pívot una vez ha recibido o incluso de primeras. Una buena manera para hacer esto es tratar de iniciar el desplazamiento hacia la entrada al pívot mientras el balón está viajando, es decir, en la trayectoria del pase. Si además conseguimos que esa entrada sea hacia el espacio liberado del pívot y ganamos a nuestro par, conseguimos buenas situaciones para finalizar.

 

Esto se da mucho más ante defensas altas, ante las que si conseguimos separar mucho sus líneas, al haber más ''tiempo'' en la trayectoria del pase y espacio para jugar, podremos encontrar entradas efectivas. Este es un detalle importante y que da rendimiento, como pudimos ver en los playoff por la liga. Os he incluido solo algunos goles pero se dieron muchísimas situaciones de este estilo. Estas entradas nos dan posibilidades de conexión con pívot y también dominio de segundas jugadas en balones en profundidad que ya no solo pueden encadenar en situaciones para finalizar, si no que también pueden conllevar menos transiciones en contra, la posibilidad de jugar en campo rival... ¡DETALLES!

 

 

© 2019 Jorge Palos. Creado con Wix.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now