CONCEPTO Y TIPOS DE PUERTA ATRÁS.

Aunque siempre se ha considerado al fútbol sala como una variante o un deporte parecido al fútbol 11, la verdadera similitud la tenemos con el baloncesto, por espacio, número de jugadores, movimientos… Eso hace que muchas veces apliquemos vocabulario común en ambos deportes. Hoy añadimos a esta recopilación un concepto extraído del baloncesto, la puerta atrás.

La definición de puerta atrás o ‘’back-door’’ podría ser: dualidad ofensiva que consiste en una finta del atacante sin balón para poder recibir a la espalda de su par, ganándole el espacio y recibiendo en situación de ventaja. Ese concepto lo hemos introducido en nuestro deporte en dos situaciones del juego: la puerta atrás en banda y la puerta atrás del pívot.

La puerta atrás en banda surge a raíz del nacimiento de las defensas proactivas presionantes, cuyo exceso de intensidad, hace que muchas veces se liberen espacios a la espalda que aprovechan los atacantes. La puerta atrás en banda se realiza con una finta con sentido hacia nuestra portería y, una vez que nuestro par nos acompaña, cambiar de dirección y ganar la espalda del mismo.

La puerta atrás del pívot es un movimiento de ataque directo, con poca elaboración. Se puede utilizar como salida de presión, pero creo que se utiliza mucho más en situaciones de defensas cerradas en las que el objetivo es que nuestro pívot reciba y generar finalizaciones a partir de él (entradas, aclarados…). El movimiento del pívot consiste en una finta realizada a la espalda del cierre hacia el lado contrario donde quiere recibir, para cambiar de dirección y liberar espacio en el lado contrario.

Son dos movimientos muy útiles que tenemos que tratar de dominar para aumentar la variedad de nuestro modelo ofensivo. A continuación incluimos varios ejemplos de puertas atrás.

© 2019 Jorge Palos. Creado con Wix.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now